lunes, 29 de agosto de 2011

2.000 personas mueren al año en el mundo alcanzadas por un rayo


Morir electrocutado por el alcance de un rayo no parece muy probable, ya que existe 1 probabilidad entre 3.000 de que esto ocurra, incluso cuatro veces menos que la posibilidad de morir por impacto de un asteroide (Fuente: Nacional Geographic)

Sin embargo, ¿sabías que anualmente en nuestros hogares se producen más de 4.500 accidentes por descarga eléctrica producidos por las instalaciones domesticas, de los cuales más de 1.500 tienen consecuencias muy graves y unos 150 son mortales? (Fuente: Plataforma Prie)

Esto si empieza a parecer un poco más alarmante, ¿verdad?.
A nivel laboral, la electricidad no es una de las principales causas de accidente, solo un 2 %, sin embargo éstos suelen ser muy graves: del 4 al 8% de los accidentes de trabajo mortales son electrocuciones.

Pero, ¿cómo podemos minimizar este riesgo?
Cartel "Cinco Reglas de Oro" facilitado por Abando Seguridad

La electricidad es un riesgo técnico que solo se domina mediante el estudio. Nada intuitivo y poco perceptible, ya que no se ve, no huele, no tiene sabor y apenas se oye (audible únicamente en las proximidades de líneas de alta tensión). Sin embargo es muy sensible al tacto, pudiéndose sentir en forma de leve hormigueo, en el mejor de los casos y en muchos otros, produciendo graves lesiones e incluso la muerte.
Para conocer con más detalle las consecuencias que la electricidad puede tener en nuestro cuerpo, os invito a conocer este interesante estudio realizado por la Universidad de Valencia : “Energía Eléctrica: Efectos sobre el organismo”.

Esta dificultad en la percepción del riesgo hace que la señalización, la información y la formación cobren gran relevancia en este sector. De hecho, junto con la industria química, fueron estas dos actividades las principales impulsoras de la señalización en España a mediados del pasado siglo.
Los mayores riesgos ante la electricidad son el desconocimiento y el exceso de confianza
. Nos hemos habituado a convivir con la electricidad y en muchas ocasiones, obviamos el riesgo que puede suponer el contacto con ella de manera inadecuada.
Siempre que sea posible se debe trabajar sin tensión. Las operaciones y maniobras para dejar sin tensión una instalación, antes de iniciar el «trabajo sin tensión» y la reposición de la tensión, al finalizarlo, las deberán realizar trabajadores autorizados que, en el caso de instalaciones de alta tensión, deberán ser trabajadores cualificados. Esta labor la deberán desarrollar secuencialmente según indican las siguientes 5 etapas, como Cinco Reglas de Oro:
1ª Desconectar

2ª Prevenir

3ª Verificar

4ª Poner a tierra y en cortocircuito.

5ª Proteger y Señalizar

Y cuando las condiciones no lo permitan y el trabajo se tenga que desarrollar en las proximidades de elementos en tensión, el trabajador deberá permanecer fuera de la zona de peligro y lo más alejado de ella en la medida que el trabajo lo permita.

Los trabajos relacionados con instalaciones eléctricas y los que se desarrollen próximos a estas, requieren de conocimientos sobre el riesgo que esta entraña. Así como de los materiales, herramientas, elementos de protección y señalización adecuados.

Para conocer con más detalle la normativa relativa a Prevención de Riesgos Laborales en el Sector Eléctrico, os invito a consultar estas dos guías:






Nuestro agradecimiento a Yolanda Ugarte de la empresa Abando Seguridad por su colaboración en la elaboración y redacción de este artículo.


Leer Más...

miércoles, 3 de agosto de 2011

La seguridad a través de vuestras cámaras

Fuente: Facebook.com (señales curiosas)
Durante las vacaciones, no debemos bajar la guardia ante situaciones que puedan poner en riesgo nuestra seguridad.
Por eso, os queremos invitar a reflejar, a través de vuestras cámaras, cualquier situación de seguridad o inseguridad que os encontréis durante el verano, así como cualquier tipo de señalización que os parezca curiosa y original.
Las fotografías que recibamos serán publicadas en nuestro fotoblog en septiembre, como testimonio de primera mano de la realidad que cada uno de vosotros hayáis percibido.

¡Animaros a participar!

Leer Más...